Planes de salud

Nuestro planes de salud

🍓
Alan FresaLo estrictamente necesario para que tu equipo se sienta bien
Alan ManzanaLa tranquilidad de estar cubierto al 100% por una de las redes médicas más completas de España
Precios
    Blog
    |
    La salud del mañana

    Siestas en el trabajo: ¿sí o no?

    Siestas en el trabajo: ¿sí o no?
    Actualizado el
    16 junio 2023
    Salud y bienestar
    Actualizado el
    16 junio 2023
    Comparte este artículo
    Resumen

    Alrededor del 40% de los españoles afirma dormir siempre o alguna vez la siesta. Pero pese a que sea una tradición muy española, no somos el único país que la hace. En Estados Unidos, por ejemplo, cada día, 34% de personas se toman la siesta; aunque en el país americano la entienden más como un parón breve para dormir en cualquier momento del día, y no necesariamente después de comer.

    Pese a que generalmente entendemos la siesta como algo que se suele hacer en casa o en la intimidad, cada vez son más las empresas que la están incorporando como parte de su dinámica de trabajo

    ¿A qué se debe esta innovación? ¿Es realmente positiva para los equipos? Descubre la razón que ha llevado a varias corporaciones a decirle sí a la siesta.

    ¿Qué son las power naps?

    Dependiendo de la persona a la que le preguntes, las siestas pueden ser de 45 minutos, de una hora e incluso de una hora y media. Sin embargo las siestas que se han presentado como más beneficiosas para la salud y el rendimiento son las conocidas como power naps o siestas cortas, siestas de no más de 30 minutos que ayudan a desconectar y a retomar la tarea con más energía.

    Por su parte, las siestas largas en las que se produce un sueño profundo generarían el efecto contrario, provocando aturdimiento al levantarse y dificultando nuestra agilidad. Además, realizar siestas largas puede interferir en el sueño nocturno y producir riesgos para la salud como el síndrome metabólico, por lo que estarían contraindicadas.

    Beneficios de las siestas cortas en el trabajo

    Estas power naps presentan una serie de beneficios no solo para la propia persona, sino también a la hora de desempeñar sus tareas. Estos serían algunos:

    🧠 Beneficios psicológicos🧍 Beneficios físicos
    Disminución del estrés Mejora del estado de ánimo Mejora los reflejos Aumento de la energía y la productividad Mayor tolerancia a la frustración Mejora de la concentración Aumento de la capacidad de aprendizaje y retenciónReducción del riesgo de sufrir un ataque al corazón Mejor control de la presión sanguínea

    Empresas que ya han instaurado las power naps

    La cultura anglosajona no es muy propensa a la siesta. Por ello, parece que en el país británico va a costar instaurar las power naps en el trabajo. Pero pese a su influencia inglesa, en Estados Unidos la siesta suele verse con otros ojos. De hecho, se ha comenzado a fomentar, sobre todo en Silicon Valley, en empresas como Google o Uber.

    En Google, se permite a los equipos dormir una siesta en unas estructuras de madera con cortinas. Incluso, en la empresa tecnológica no se establece un límite de tiempo, pues cada empleado es libre de organizarse su tiempo de descanso. Otras empresas como la NASA o The Huffington Post también han habilitado espacios para dormir la siesta.

    Pero no solo en el país norteameriano se está produciendo esta tendencia. En Japón también es bastante común que las empresas impongan a sus trabajadores unos horarios de siesta, como es el caso de Huawei o Nextbeat Co. En esta última, se permite que los equipos descansen 30 minutos, para lo que han dispuesto dos habitaciones insonorizadas donde están prohibidos los móviles y los ordenadores.

    ¿Y qué sucede en España? En el país son muy habituales los horarios partidos. Es decir, jornadas que duran aproximadamente de nueve de la mañana a siete de la tarde, pero en las que se hace un gran parón de dos a cuatro. En ese periodo de tiempo es muy probable que la persona vuelva a casa y se eche allí una siesta. ¿Pero hasta qué punto es productivo ese gran parón? ¿No sería mejor adelantar la hora de salida y disponer de zonas de descanso en la oficina? Podría ser un tema muy interesante para abordar por parte de las empresas españolas. 

    Quiero crear entornos para el sueño en mi empresa, ¿cómo lo hago?

    Son muchas las formas en las que puedes implementar la siesta en tu empresa, pero hay una serie de consejos que pueden serte útiles a la hora de instaurarlas:

    ⏰ Establece un horario de siesta entre las 13 y las 17 horas, es el periodo de mayor somnolencia ya que los ritmos circadianos sufren una caída en esta franja horaria.

    💆‍♀️ Dedica un espacio de la oficina para crear un lugar tranquilo y oscuro que invite al descanso

    🌡️ Logra que el lugar tenga una temperatura ambiente cómoda

    🎐 Utiliza colores relajantes en la habitación que destines para el descanso

    🌀 Crea una buena ventilación y un aislamiento completo del entorno de trabajo

    Entonces, ¿sí o no a las siestas en el trabajo?

     Pese a los beneficios que han demostrado tener las power naps la siesta no es para todo el mundo. Hay personas que tienen dificultad para dormir por las noches y las siestas pueden alterar sus ritmos circadianos. Incluso, hay casos en los que no sientan bien o personas que encuentran dificultad a la hora de conciliar el sueño fuera de casa.

    Por ello, dar la posibilidad de echar una siesta (sin imponerla) a las personas que trabajan en una oficina, para que todo aquel que la necesite la pueda hacer, es una dinámica muy positiva a considerar por parte de las corporaciones.

    Publicado en 16/03/2022

    Sobre el mismo tema

    Sigue leyendo

    Descubre Alan

    Cuidamos de ti

    La salud del mañana

    Así es el sistema de salud

    Alan, tu partner de salud