Productos

Nuestros productos

Precios
    Blog
    |
    Descubre Alan

    Cómo combatimos el burnout en Alan. Nuestra experiencia en busca del Healthy Business. 

    Cómo combatimos el burnout en Alan. Nuestra experiencia en busca del Healthy Business. 
    Actualizado el
    20 febrero 2024
    Salud en el trabajo
    Salud mental
    Actualizado el
    20 febrero 2024
    Comparte este artículo

    En Alan siempre nos ha preocupado el bienestar de nuestro equipo en todos los sentidos. El síndrome de 

    burnout

     es una enfermedad con grandes consecuencias para la salud física y psicológica de la persona que se origina, principalmente, por las dinámicas de trabajo.

    Por ello, desde que empezamos a escuchar hablar de ello, pusimos en práctica una serie de dinámicas para prevenir la aparición de esta problemática.

    A día de hoy, todas estas acciones nos siguen dando muy buenos resultados y por ello, queremos compartirlas contigo en este post. ¡Te animamos a que las pongas en práctica y a prueba y nos escribas con tu feedback!

    👂 Haz que las personas se sientan escuchadas

    Un buen ambiente de trabajo es uno de los pilares para que las personas no sufran 

    burnout

    . Una buena forma de empezar a crearlo es tener en cuenta las opiniones de cada persona del equipo, pues solo de esta forma se sentirán valoradas y realizadas.

    Para conseguirlo, crear dinámicas de trabajo en las que las personas puedan ser partícipes de la evolución de cada proyecto es un buen comienzo. En muchas ocasiones, el burnout también se origina porque las personas no le encuentran sentido a lo que hacen.

    ⛩ Los valores son un pilar fundamental

    Cuando los valores que la empresa transmite, tanto de forma interna como externa, son incompatibles con los de la persona que trabaja en ella, esta puede llegar a sentir una sensación de tensión y disonancia continua.

    En este sentido las empresas pueden comenzar a comunicar valores con los que se puedan unir la mayor cantidad de personas posibles como: honestidad, transparencia, justicia, cercanía… Pero no es suficiente solo con especificarlo en un papel, hay que ponerlos en práctica y empapar todas las dinámicas empresariales de estos valores.

    Por su parte, también es conveniente que las personas (en la medida de lo posible) intenten trabajar en empresas con las que compartan valores y la manera de ver el mundo.

    🤝 La confianza es la clave

    En muchas ocasiones, las empresas no depositan la suficiente confianza en la persona. Normalmente, las responsabilidades vienen ya establecidas. Esto puede provocar un gran agotamiento y falta de motivación en la persona al sentir que no tiene las riendas de su vida.

    Al no ser dueña de su tiempo, le es más difícil compaginar la vida laboral con la personal, viendo comprometido el tiempo de calidad que le dedica a familiares, amistades e incluso a sí misma. Esta falta de equilibrio 

    la nota el 41% de las personas 

    que ocupan un puesto de trabajo en España.

    Para ponerle remedio, la empresa puede ofrecer flexibilidad en cuanto al lugar de trabajo, dando la posibilidad de teletrabajar. Incluso, puede sustituir el trabajo por horas por el trabajo por objetivos.

    ↔️ Desarrolla dinámicas sencillas

    Trabajar en un caos constante provoca estrés, fatiga y agotamiento. Mantener esta situación en el tiempo puede ser una de las razones por las que se acabe padeciendo burnout. De hecho, según datos de Eurostat, el estrés es el 

    segundo problema de salud más frecuente

     en los entornos de trabajo.

    Crear dinámicas de trabajo fáciles mediante el uso de herramientas digitales de comunicación y organización eficaces es un gran aliado para evitar este tipo de situaciones estresantes y caóticas. 

    🤗 Humaniza la empresa

    Rompe la barrera de lo virtual y humaniza tu empresa. El teletrabajo ha aumentado desde la pandemia, algo que ofrece mayor flexibilidad a las personas para organizarse su tiempo y su vida en general. Sin embargo, este distanciamiento y esa falta de vínculos entre las personas de un mismo entorno laboral puede disminuir el interés de las personas por el trabajo, aumentar su sensación de aislamiento e incluso afectar a las tareas que tiene dentro de la empresa.

     Hay diferentes formas de hacer del entorno laboral un lugar más humano: reuniendo a todo el equipo para dar la bienvenida a un nuevo integrante, creando espacios de desconexión en la oficina, organizando eventos, ofrecer la posibilidad de un trabajo híbrido, etc.

    🤬 Elimina las críticas destructivas

    Transmitir las críticas con respeto y empatía es clave para que una persona se sienta agusto en su lugar de trabajo. No se trata de no comunicar aspectos en los que hay que mejorar, sino de hacerlo de una manera adulta y considerada hacia la persona que las recibe.

    ¿Cómo identificar una crítica es destructiva o constructiva? 

    • Críticas destructivas: apelan a la persona, a su identidad, a sus cualidades y sus valores. Su objetivo es ofender e infringir un daño a la personas que las recibe en vez de mostrar alternativas para mejorar.

    • Críticas constructivas: se centran en analizar la actividad a mejorar para ofrecer soluciones acerca de cómo hacerla mejor. Son objetivas.

    💭 Conoce qué opinan las personas

    Pese a que se pongan en práctica los puntos anteriores, si la empresa no se preocupa por conocer las opiniones de las personas con las que trabaja, todo habrá sido en vano.

    Sabiendo qué necesitan las personas, la empresa será capaz de crear estrategias contra el burnout mucho más efectivas. Las encuestas son una muy buena herramienta para conocer la situación de los diferentes equipos.

    Si quieres saber más sobre los efectos del burnout y cómo detectar este síndrome te invitamos a que te pases por nuestro artículo “

    Burnout, todo lo que necesitas saber para detectarlo. Sus efectos sobre el cuerpo y mente”.

    Publicado en 02/03/2022

    Sobre el mismo tema

    Sigue leyendo

    Descubre Alan

    Cuidamos de ti

    La salud del mañana

    Así es el sistema de salud

    Alan, tu partner de salud